lunes, 18 de abril de 2016

Reseña #4: Besos entre líneas




Wow, parece mentira. ¿Quien iba a decir que esta novela iba a generar tanta expectación? Y es que el primer libro sobre el fenómeno BookTube no ha hecho más que levantar ampollas en la comunidad lectora: ¿caen las autoras en clichés? ¿Es algo más? Aquí estoy para dar mi opinión sincera, sin ningún tipo de condicionantes. Es verdad que soy un fiel seguidor de las escritoras. Tanto Esme como May me han sabido divertir y recomendar con sus vídeos, y no podía dejar la oportunidad de leer su primera novela juntas. ¿Es tan buena como la esperaba? No. ¿Es tan mala como dicen? No.

No soy un gran apasionado de la novela contemporánea, y más si la trama principal gira entorno a un amorío, pero también es cierto que Besos entre líneas, a pesar de no aportar nada dentro de la literatura juvenil romántica, por lo menos a mi me ha dado una nueva perspectiva de algo que desconozco, que es la comunidad BookTube y como la literatura es capaz de juntar tantísimas personas.

La trama del libro no es que sufra muchos cambios, y tampoco está muy definida, como pasa con sus protagonistas, pero es un libro entretenido, sirve para pasar un fin de semana o para leer algo más ligero después de meterte entre pecho y espalda un tomo gigante. ¿Es un buen libro o es un mal libro? Eso ya depende de cada cual. 

Tengo un dilema con esta novela, y por eso, esta reseña será probablemente una de las más extensas que publicaré en este blog. Es una novela que no me ha disgustado, pero si que hay algunos aspectos que no podía llegar a entender, y espero que con el tiempo o que alguien pueda ayudarme con ello, y es que hay algunos errores que me descentraban y no me dejaban meterme de lleno en la historia. Para entendernos, era como ver una película a través de un acuario lleno de agua. Lo disfrutas y te entretienes, pero no es lo mismo que verlo sin obstáculos. Los personajes, muy poco profundizados, y la falta de descripción en algunas escenas no permitían que pudiera hacerme una idea clara de lo que pasaba en ese momento, y es que las escenas se sucedían unas detrás de otras tan rápidamente, que no sabía que día era, donde estábamos o que era lo que había pasado.

Dicho esto, ¡que empiecen los spoilers!


No me gusta Emma. Creo que es un personaje muy cansino. Se pasa media novela recomendando libros y explicándonos por encima la trama de estos. Había momentos, os lo juro, que parecía un catálogo de libros juveniles más que una novela. Y es que cuando hay ciertos guiños a libros juveniles que nos pueden gustar a todos, ¡son unos detalles muy guays! Pero pasarse cada capítulo mencionando libros se hace pesado, porque sí, casi todos los que menciona los he leído y me he podido sentir identificado, pero me descentra mucho que Emma lo único que haga sea leer, ¡porque no es verdad! Básicamente nuestra protagonista se pasa segundo de bachillerato tocando la trompeta, pero lo más surrealista es que saca un 9,4 (si no recuerdo mal) en la selectividad. ¡UN 9,4! Un capítulo antes, Emma decía que quedaba una semana para los exámenes y que no los había preparado, y es que eso me ponía muy nervioso. Como actual estudiante de segundo de bachillerato, me ponía frenético leer como Emma quedaba setecientasnoventaynuevemilnovecientascatorce veces con Gabriel en Madrid cuando se supone que tenía que estar estudiando, ¡pero que locura!

Después está el egoísmo de Emma. Entiendo que su situación familiar no es la idónea, pero decir ''Es agotador. Sé que mi padre necesita mi ayuda, pero me gustaría relajarme un poco y pensar en Eric, en mi blog...'', pues que quieres que te diga, no. Luego está la anorexia de su hermana. ¿Te parece normal recibir a tu hermana, la cual a sufrido anorexia, con un ''¿Has adelgazado?''? Lo peor es que a Lys (la hermana) ¡parece que le da igual! Y ese es otro problema del libro: los personajes han sufrido lo que voy a llamar como 'el síndrome degenerativo', es decir, la poca profundización de los personajes ha ocasionado que los principales pasen a secundarios y los secundarios a meros muebles que solo dan su opinión o están para aportar algo de dramatismo a la trama (ej. Camila, Lys, Sebastián, la propia Emma incluso).


Esme y May, autoras de 'Besos entre líneas'

El ambiente y la línea de la trama tampoco están bien definidas. Me perdía, os lo juro, me perdía. Empecé a leer, y a los tres o cuatro capítulos el libro da un salto temporal de siete meses, así por que sí. La relación entre Eric y Emma tampoco está nada definida. No se en que momento se enamoraron, porque Emma no aporta muchos datos al lector tampoco. Las escenas románticas del principio de su relación no encajan, porque es que se han visto unas tres o cuatro veces (en solitario). Esto deriva a otro problema: ¡ERIC ES HOUDINI! Esté donde esté Emma, Eric estaba antes:

- Emma está en la biblioteca. Eric también.
- Emma va a la residencia. Eric trabaja allí.
- Emma va a clase, Eric va a la misma.
- Emma va a sacar a su perro. Eric está justo allí.
- Emma va al médico. Eric está allí.
- Emma va con su hermana a pedir cita con el psicólogo. Eric está allí.
- Emma se está gestando en el vientre de su madre, Eric está allí.


También hay ciertas incoherencias en la trama. Por ejemplo, Emma se pasa la novela lamentandose de la muerte de su madre, y que la culpa la tiene el conductor borracho que acabo con su vida. Al final de libro se desvela el gran plot twist: Eric mató a su novia por conducir una moto borracho. Pero eh, que ahí está Emma para decirle que no es su culpa. Excuse me, WHAT¿!?!??!?!=!! ¿No es culpa de Eric conducir borracho con su novia? Lo peor es que Emma lo justifica así tan pancha: ''No la mataste, Eric. No has matado a nadie. No pudiste evitar lo que ocurrió''. ¿PERRRDONA? No bebas, no conduzcas es así de simple. No se puede justificar eso. Eric mató a su novia, consciente o inconscientemente, su novia está muerta por su culpa. Punto.

También creo que el triángulo amoroso no era necesario, lo han metido un poco a calzador, pero como muchos aspectos de la novela, desde mi punto de vista ha sido para aportar algo de dramatismo al libro.


En cuanto a aspectos positivos, debo decir que a pesar de que mucha gente se ha quejado de los mensajes de WhatsApp, a mi me han divertido mucho, porque a mi me pasa igual. Estoy escribiendo, e intento escribir bien, pero se me cruzan los dedos, es inevitable. Las amigas de Emma son mucho más graciosas que ella, porque Emma no tiene mucha sangre en las venas. Ese ''Es que es la Jenny'' de Esther refiriéndose a Jennifer L. Armentrout... ¡es que yo también soy así, lo siento!

También me pareció novedoso incluir el tema de BookTube, pues no es algo que conozca mucho. Visito muchos canales de la comunidad de BookTube desde hace muchos años, pero desconozco mucho de lo que pasa detrás, y eso es un punto a favor, aportar un poco más de conocimiento a lo que es esa gran comunidad.

Muchas escenas entre Emma y su padre me parecían muy entrañables (a pesar de que en muchas ocasiones Emma fuera una hija muy egoísta), como cuando lee a su padre Harry Potter, pues oyes, me entristeció que tuviera que pasar por eso, y que en fin, Sebastián sigue ahí, y tiene que ser horrible no poder hacer nada por ti solo.

El final del libro, aunque abrupto, me parece indicado, tanto para acabar la obra con el final de 'Besos entre líneas' como para hacer una futura continuación. Me da pena que la gente aproveche este libro para atacar directamente a May y Esme, como a pasado estos últimos días. Muchas de las opiniones dadas son constructivas, pero en muchas de ellas también se ha recurrido al insulto, y es triste, porque tanto Esme como May han sabido abrir su camino en YouTube con sus vídeos y recomendaciones, y eso no cae del cielo precisamente. Puede que sea verdad que ser booktubers reconocidas nacionalmente halla propiciado la publicación del libro (en mayor o menor medida) pero no hay nada de malo en eso. El problema sería de las editoriales, que no dan tantas oportunidades a escritores nobeles. 

Atacarlas por haber sido capaz de publicar una novela es ruin. Los centenares de vídeos subidos y la cantidad de horas de entretenimiento que nos aportan ambas no es gratuito, y creo que ha sido una gran oportunidad para empezar, porque es como veo 'Besos entre líneas' y espero que en mayor o menor medida, Esme y May puedan seguir con su carrera como escritoras y vayan  creciendo y enriqueciéndonos con nuevas historias. ¡LOS INICIOS NO FUERON FÁCILES PARA NADIE!


''Me acuerdo de cómo un rato después sonó el teléfono de casa y mi tía empezó a llorar diciendo que no podía ser cierto. Recuerdo cómo me cogió en brazos y me subió a su coche. Me ayudó a ponerme el cinturón de seguridad mientras sus lágrimas mojaban mi vestido blanco. El cielo también lloraba''



Es una novela sencilla y entretenida, más dirigida a un público que le guste la novela contemporánea romántica que te sacará algunas risas y te dará una nueva perspectiva del mundo de los booktubers y de la pasión de la lectura.

Los personajes y la ambientación no son las indicadas. No se profundiza en ninguno de ellos y a veces tanta recomendación literaria se vuelve cansina. La historia, aunque fácil y rápida de leer, no sigue un patrón determinado y puedes llegar a perderte. 



TRES ESTRELLAS SOBRE CINCO




Entradas relacionadas

0 comentarios:

Publicar un comentario